El próximo domingo, tras dos semanas de pretemporada, la Universidad Católica de Gustavo Quinteros tendrá su primera prueba del 2019. En la Copa Viña del Mar, Los Cruzados abrirán el torneo frente a Everton.

Por lo que se ha visto en las prácticas, y a la espera que se confirmen los fichajes de César Pinares y el delantero centro (corre con ventaja Lucas Viatri), el argentino-boliviano tendría en mente un sistema 4-4-2.

Al ser un campeonato amistoso, es lógico que habrá rotación de jugadores. Sin embargo, la formación titular ya se puede ir sacando, la que no variaría en demasía respecto a la que mostró Beñat San José para cerrar la campaña 2018.

Matías Dituro; Raimundo Rebolledo, Germán Lanaro, Benjamín Kuscevic, Juan Cornejo; Jaime Carreño (Ignacio Saavedra retorna recién en marzo), Luciano Aued; José Pedro Fuenzalida, Edson Puch; Diego Buonanotte y Sebastián Sáez (hasta que se confirme la llegada de Viatri u otro “9”).

La otra alternativa es un poco más ofensiva, disponiendo el ingreso de Pinares por el sector izquierdo, pasando Puch a la derecha y retrocediendo al “Chapa” como lateral en desmedro del “Catuto”, de muy buena temporada anterior. 

Como opciones de recambio, además, se encuentran Cristopher Toselli, Benjamín Vidal, Valber Huerta, Vicente Fernández, César Fuentes, Diego Rojas, Brian Leiva, César Munder y Diego Valencia. Yerco Oyanedel, Kevin Medel, Carlos Lobos, Stefano Magnasco, Juan Carlos Espinoza, Diego Vallejos, Gonzalo Jara, Manuel Reyes y David Henríquez, en tanto, podrían salir a préstamo. 


Deja tu comentario