El clásico 188 fue de la Católica, con una contundente goleada, que dejó a la Franja puntera del Campeonato en solitario, y a los azules, como colistas de la competencia.

Una gran clase de juego y contundencia, desarrolló la Universidad Católica en un San Carlos de Apoquindo repleto, venciendo a la Universidad de Chile por 4 tantos a 0, con goles de José Pedro Fuenzalida, Edson Puch, Duvier Riascos y Luciano Aued.

Quinteros, realizó modificaciones en comparación a la oncena utilizada frente a Libertad, dejando fuera de la citación por molestias a César Pinares, y dejando en la banca a César Fuentes, formando con Matías Dituro en portería, Stefano Magnasco, Germán Lanaro, Benjamín Kuscevic y Juan Cornejo en defensa, Carlos Lobos, Ignacio Saavedra y Luciano Aued en mediocampo, dejando en la ofensiva a José Pedro Fuenzalida, Sebastián Sáez y Edson Puch.

El primer tiempo fue todo para la UC, la falta de finiquito no fue impedimento para generar opciones de ataque, principalmente por la banda derecha, donde el tándem de Magnasco y Fuenzalida fue imparable por parte de los azules. La visita no hizo mucho, aguantó las cargas de Católica, y solo en un error defensivo, tuvieron la mejor oportunidad de ponerse en ventaja, pero el achique de Matías Dituro dejó el marcador sin goles hasta el final de la primera etapa.

Para la segunda parte, Quinteros realizó la primera modificación, el ingreso de Duvier Riascos, por un agotado Sebastián Sáez, que realizó un buen cometido en la primera etapa.

Católica entró enchufadisima, y tras un error de salida de la U, el balón es capturado por la UC, en los pies de Carlos Lobos, que pone una asistencia a Fuenzalida, quién coloca el balón en el palo derecho de Jhonny Herrera, para decretar el parcial 1 a 0 en el minuto 46 de juego.

El partido sería todo para la franja, el primer golpe dejó descuadrado el planteamiento de Alfredo Arias, y el buen juego de los laterales de la UC, permitió desnudar las falencias del conjunto azul, que no dio pie en bola, y donde la Católica demostró su mejor faceta, y que pudo capitalizar en goles.

Al minuto 61, nuevamente una asistencia de Carlos Lobos, generaría el segundo gol de la Franja, en los pies de Edson Puch.

Tras el gol, Quinteros manda a la cancha a César Fuentes por Carlos Lobos, a fin de darle un nuevo aire al marcaje en medioterreno.

Minutos más tarde, al 68 de juego, un quite de Saavedra, que conecta con Fuenzalida, quién levanta la cabeza para dejar solo a Duvier Riascos, y este último en un carrerón, convierte con el borde interno el parcial 3 a 0, para que el grito de gol nuevamente inundara San Carlos de Apoquindo.

En el minuto 71, y con ovación, se produce el ingreso de Diego Buonanotte, para darle descanso a Ignacio Saavedra, quién se comió el mediocampo, dio inteligente juego en su zona, puso pierna fuerte, y fue uno de los destacados en el triunfo.

En el minuto 78, se produce la expulsión de Gonzalo Espinoza en los azules, tras un manotazo sobre Luciano Aued, y el grito al unísono de la parcialidad cruzada “Son de la B”, para el conjunto de Ñuñoa.

El cierre de la goleada, llegó de un cabezazo de Luciano Aued, que selló una gran jornada para la Franja, líderes nuevamente del Torneo, y dejando a la U en el último lugar de la tabla.

Ahora, la franja deberá mentalizarse en su duelo ante Palestino, en el Estadio La Cisterna, para mantenerse en la pelea por el Torneo, enfrentando a los árabes el sábado 20 de abril, a las 15:00 horas.


Deja tu comentario