Católica sumó un empate en Argentina, ante Rosario central, y deberá buscar su clasificación a la siguiente ronda en Brasil, en la última jornada de la fase de grupos, ante el Gremio de Portoalegre.

Con un golazo de César Fuentes, y un autogol de José Pedro Fuenzalida, la Universidad Católica sumó un empate por la mínima ante Rosario, poniendo al rojo, la pelea por la pelea por la segunda plaza para la siguiente ronda de Libertadores.

Para este compromiso, el Profesor Gustavo Quinteros alineó a Matías Dituro en portería, Stefano Magnasco (66’ Carlos Lobos), Germán Lanaro, Benjamín Kuscevic y Raimundo Rebolledo en defensa, César Fuentes, José Pedro Fuenzalida, César Pinares, Luciano Aued, Edson Puch (85’ Ignacio Saavedra) en la zona de mediocampo, dejando en solitario a Duvier Riascos (74’ Diego Valencia).

EL rival superó en terreno a la Franja, pero fue la UC la que se puso en ventaja, con la primera llegada al arco, tras un furibundo remate de César Fuentes, que se coló en el palo izquierdo del meta rosarino.

La fuerte lluvia caída en el Gigante de Arroyito, mermó el desempeño de Católica, que se vió inconexa en medio terreno, donde Luciano Aued, que jugó con molestias, se mostró muy errático al momento de conectarse con sus compañeros, Puch perdido en su banda por el poco apoyo con Rebolledo, un Pinares que creó poco juego, y una defensa timorata, que de no ser por Dituro y la ineficacia de los locales, se pudo contar otra historia.

Con este resultado, la franja iguala en puntaje a Gremio (07 puntos), pero los brasileños se quedaron con la segunda posición, por mejor diferencia de goles (+2 Gremio, – 2 UC), debiendo definir el 08 de mayo, a las 19:15 en Brasil, quién acompañará a Libertad en la próxima ronda de la Copa.

De no lograr avanzar, la Católica tendrá premio de consuelo, ya que de mantenerse en la tercera posición, asegura presencia en la segunda etapa de la Copa Conmebol Sudamericana.

Foto: Cruzados


Deja tu comentario